Entrada destacada

Nos vamos a "Escribiendo con Gemma Nieto .com". ¿Nos acompañas?

Querido lector, hace tiempo que deseaba ofrecerte  algo más que reseñas literarias . Desde que comenzamos a encontrarnos aquí en el ...

13 dic. 2009

Editar: Tema 3 (1ª parte). ¿Cómo quieres publicar? Tipos de edición

Ha llegado un momento muy importante para cualquier autor: publicar su obra. Ahora tendréis que tomar una decisión importante porque no es tan sencillo cómo enviar el manuscrito a las editoriales y esperar a a ver si hay suerte y nos contratan.

Hay varias de formar de "edición" y vamos a estudiarlas con más detalle:

1. Buscando una editorial: es la forma que parece más sencilla aunque puede no serlo. En este mismo artículo encontraréis la forma de presentar vuestro manuscrito y cómo evitar el rechazo editorial.

2. Autoedición: estudiaremos porqué algunos autores se decantan directamente por esta opción que no es otra que pagar los gastos de la publicación de su propio bolsillo; en la segunda parte: Autoedición, pagando los gastos.

3. Premios literarios: algunos autores optan por esta forma de entrar en el sector editorial. No es oro todo lo que reluce y veremos porqué en la tercera parte de este tema: Presentarse a Premios Literarios.

4. A través de representante: muchos autores cuentan con un agente que defiende sus derechos frente a una editorial. Otros muchos no lo tienen. Hablaré con detalle de las ventajas y desventajas que conlleva contratar a uno de ellos en la cuarta parte Las agencias y los agentes.

Evita el rechazo editorial
Los editores, que son los profesionales que decidirán si contratan nuestro manuscrito o si no tiene el suficiente nivel para su publicación, suelen tener mucho trabajo. Por regla general reciben cientos de obras cada mes y no tienen tiempo de estudiarlas todas minuciosamente.

Para conseguir que se fijen en la nuestra tendremos que "facilitar la lectura del manuscrito". ¿Cómo?, os preguntaréis. Lo primero de todo es presentarlo de la forma más limpia, clara y ordenada que sea posible.

Esto es, el libro tiene que estar escrito a ordenador, sin faltas de ortografía ni tachaduras; lo ideal es que cada página contenga unas 25 líneas con unos 60 signos por línea (entre caracteres y espacios en blanco). Deberéis cambiar de página al comenzar un nuevo capítulo y escribir los folios por una sola cara con el suficiente margen lateral e interlineado doble para que el editor pueda hacer anotaciones al margen o bajo las líneas.

Os aconsejo que utilicéis papel blanco (nada de colores o reciclado), de 80 gramos. Después encuadernáis el manuscrito (con plástico, cartulina y gusanillo). En la cubierta, bien visible, tiene que aparecer el título de la obra, el género y vuestros datos (nombre, dirección y teléfono), así lo tendrán a mano si deciden contactar con vosotros.

Y para el texto interior de la novela procurad utilizar una tipografía sencilla (sirve la Times New Roman tamaño 12) para facilitar su lectura. Tened muy presente que tenemos que facilitar la lectura de nuestro manuscrito en la medida de lo posible. Si un editor se encuentra con florituras o colorines que entorpezcan su lectura, apartará nuestra obra por otra más fácil.

Un manuscrito siempre deberá de ir acompañado de una pequeña carta de presentación y de un breve curriculum vitae. Ambos pueden ocupar una sola página y bastará con indicar la temática de la obra y algunos datos personales del autor, como la edad, la profesión y si ha publicado otras obras.

Buscando una editorial
Para todo aquel que desconozca el mercado editorial, todas las editoriales le parecerán iguales, pero no lo son. Si hemos escrito un triller histórico, es seguro que rechazarán nuestra novela si la enviamos a Seix Barral (a menos que hayan abierto una colección con esta temática y yo lo desconozca). Si lo nuestro es la novela histórica, Edhasa sería mi primera opción y La Esfera de los Libros la segunda. Si lo que tenemos entre manos es una obra de fantasía juvenil podemos probar suerte con Alfaguara Juvenil o Roca Juvenil...

Como véis, las editoriales son como cualquier otro sector, están estructuradas por temáticas. Así que, dependiendo de lo que hable vuestro libro, deberéis enviarlo a una u a otra.

Yo no puedo daros las claves para que elijáis porque desconozco vuestra obra, es un trabajo añadido que tendréis que realizar por vosotros mismos recorriendo la web en busca de editoriales y estudiando sus catálogos de los últimos años para ver qué tipo de manuscritos publican. En función de su temática tendréis que decidir dónde la enviáis. Os facilito un listado de editoriales para que podáis elegir.

Y nunca, nunca, enviéis la obra a una única editorial y os sentéis a esperar. Enviadla a todas aquellas cuya línea editorial se ajuste a vuestra novela: 5, 10, 15... las que sean. Tened en cuenta que algunas no os contestarán y, en otras ocasiones, cuando lo hagan nos encontraremos con una negativa. Así que, lo mejor es ampliar nuestras posibilidades seleccionando todas aquellas que podrían aceptar nuestro manuscrito.

En esta etapa del viaje, el mejor consejo que puedo ofreceros es "no os deis por vencidos". Recibiréis negativas, pero eso no quiere decir que vuestra obra sea mala. Puede serlo, no todas las que se reciben en una editorial cuentan con un buen nivel; pero en la mayoría de las ocasiones el problema es otro: no encaja con la línea editorial, recorte de presupuestos para autores nuevos, el editor todavía no ha llegado a leer vuestra obra... por eso, no os rindáis. Si esta fórmula no funciona, hay otras, como la auto-edición, de la que os hablo en la segunda parte de este tema.

Editar: todos los artículos.
Escribir: todos los artículos.

Volver a El alfabeto sagrado.

0 comentarios :

Publicar un comentario